PUBLICIDAD

miércoles, 30 de marzo de 2016

Consigue el Éxito dejando fluir tu poder Interior





Para los seres humanos, todo es un escalón. No tenemos idea de lo que somos capaces hasta que aprendemos a aprovechar y a usar nuestro maravilloso poder interior. Cuanto más estemos en este camino, mejor cuenta nos daremos de cuanto más lejos podemos ir. El horizonte es infinito y nosotros también. Tenemos un poder ilimitado en nuestro interior.


Para algunos de nosotros es nuevo, es por ello que nos resulta muy difícil saber poder donde empezar. Para otros, que hemos estado en este camino por algún tiempo, podemos decir que hemos logrado progresos pero quizás no tantos como quisiéramos. ¿Qué es lo que está obstruyendo el camino para que nuestra vida fluya en todos los niveles?


Dejar que fluya el amor


Tenemos el poder de nuestras palabras y nuestras emociones. Son nuestros corazones los que le dan el poder a nuestros pensamientos. ¿Hay conflicto entre nuestros corazones y nuestros pensamientos? ¿Que guardamos en nuestro corazón? ¿Lo hemos examinado? ¿Nos dimos cuenta de lo que reside allí?


El amor siempre es la respuesta. ¿Que nos mantiene lejos de sentir nuestros corazones llenos de amor? ¿Porque simplemente no llenamos nuestro corazón de amor y permitimos que este infinito bien que tenemos dentro fluya libremente? Es probable que sea porque no hemos limpiado las heridas, las broncas, la venganza y la culpa.


Estas emociones no nos pertenecen. Una de dos: o están tan reprimidas que no sabemos siquiera que están ahí o nos sentimos justificados de que estén allí.


Basta de sentimientos negativos


Para “sacar” afuera esas emociones (vergüenza, bronca, culpa, etc.), necesitamos practicar, practicar y practicar monitoreando nuestros pensamientos y sentimientos. No podemos dejar que la discordia salga de nosotros, porque, simplemente, volverá a nosotros tarde o temprano.


Una de las cosas más poderosas que podemos decir es "yo soy” seguido de cualquier adjetivo. La vida siempre nos dará lo que creamos. Usen “yo soy” y fíjense en lo que aparece:

    Soy intolerante
    Soy amoroso
    Soy pacifico
    Soy desafortunado
    Soy alegre
    Soy perdedor
    Soy permisivo


La vida está prestando atención. La vida siempre está prestando atención y respondiendo.
Si agregamos una palabra a aquellas oraciones que comienzan con “yo soy”, veremos el conocimiento que traerá. Cuando decimos” “yo soy consciente”, nos hacemos más conscientes.


Expandimos nuestra conciencia. No podemos cambiar nada hasta que tomamos conciencia de que algo necesita ser cambiado. De esta forma nos encontramos más en consonancia con lo que está pasando dentro de nosotros, ese es nuestro crecimiento y nuestra libertad


Ser más consientes


Entonces cuando decimos “soy consciente” encontramos que automáticamente agregamos la expresión “de que”. Nuestras oraciones entonces son: “soy consciente de que estoy enojado”. Nuevamente, estamos hablando sobre devolvernos nuestro poder. Quien es el “yo”? ¿Quién siente estas emociones? Estamos hablando sobre el ser divino y magnifico que hay en nuestro interior. Y estamos hablando de elección. Comenzamos a darnos cuenta de que hemos elegido un cierto camino. Y que podemos elegir otra vez. “no somos desamparados, nos damos cuenta que nos sentimos desamparados”

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer CLIK en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.


sábado, 26 de marzo de 2016

El punto de inicio para alcanzar el Éxito es tene un FUERTE DESEO Y CONFIANZA





Un ejemplo de lo que es el deseo ardiente lo vemos en los inmigrantes que van a los Estados Unidos de América en busca de una mejor vida. Ellos llegarán cansados, Quizás con un aspecto muy poco agradable, algunos hasta parecerán completos vagabundos. Pero desde antes que pusieran un pie fuera de su casa para tomar el transporte que los llevaría a esta nación prometedora, había un deseo ardiente en sus corazones. 

Aquella esperanza de que en USA pudieran tener una mejor vida les quemaba por dentro. Y ese deseo ardiente es lo que los hizo tener la fuerza y el valor para dejarlo todo y empezar una nueva vida.


El deseo de esta gente no es una vaga esperanza, un simple “me gustaría”. Es más bien un sentimiento fuerte, quizás hasta más fuerte que su sentido común que les dice “cómo vas a sobrevivir en un país donde ni siquiera hablas el idioma”. Este deseo va más allá de cualquier otra cosa. Es un plan definido de lo que quieren lograr llegar a ser; una visión del futuro que no mira los obstáculos ni las dificultades sino la meta final.


La gente que se propone realizar algo en la vida tiene éxito porque sabe lo que quiere y tiene una meta definida. Los obstáculos que se le presenten no lo derribarán porque tienen la mirada puesta en el galardón, en el cumplimiento de ese deseo que arde en su pecho.

Si tú tienes un deseo ardiente, pondrás todo tu esfuerzo, tu energía y tu voluntad en realizarlo. Como se dice comúnmente “pondrás toda la carne en el asador”.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer CLIK en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...