El punto de inicio para alcanzar el Éxito es tene un FUERTE DESEO Y CONFIANZA





Un ejemplo de lo que es el deseo ardiente lo vemos en los inmigrantes que van a los Estados Unidos de América en busca de una mejor vida. Ellos llegarán cansados, Quizás con un aspecto muy poco agradable, algunos hasta parecerán completos vagabundos. Pero desde antes que pusieran un pie fuera de su casa para tomar el transporte que los llevaría a esta nación prometedora, había un deseo ardiente en sus corazones. 

Aquella esperanza de que en USA pudieran tener una mejor vida les quemaba por dentro. Y ese deseo ardiente es lo que los hizo tener la fuerza y el valor para dejarlo todo y empezar una nueva vida.


El deseo de esta gente no es una vaga esperanza, un simple “me gustaría”. Es más bien un sentimiento fuerte, quizás hasta más fuerte que su sentido común que les dice “cómo vas a sobrevivir en un país donde ni siquiera hablas el idioma”. Este deseo va más allá de cualquier otra cosa. Es un plan definido de lo que quieren lograr llegar a ser; una visión del futuro que no mira los obstáculos ni las dificultades sino la meta final.


La gente que se propone realizar algo en la vida tiene éxito porque sabe lo que quiere y tiene una meta definida. Los obstáculos que se le presenten no lo derribarán porque tienen la mirada puesta en el galardón, en el cumplimiento de ese deseo que arde en su pecho.

Si tú tienes un deseo ardiente, pondrás todo tu esfuerzo, tu energía y tu voluntad en realizarlo. Como se dice comúnmente “pondrás toda la carne en el asador”.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer CLIK en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario